Febrero 18, 2019

Se derrumba la figura de Oscar Arias, es acusado de abuso sexual

Arias fue elegido 2 veces presidente de Costa Rica y en 1987 le dieron el Nobel de la Paz por su trabajo para poner fin a las prolongadas y sangrientas guerras civiles en Centroamérica.  


Domingo 10 de Febrero de 2019, 10:15am


El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, está en el centro de la tormenta. En una semana, la connotada figura del hombre que abogó por la paz se ha derrumado y ha sido acusado por mujeres que lo señalan por abuso y acoso sexual.

El abogado de Arias dijo que no habrá declaraciones por parte del expresidente. Este viernes en la noche, varias personas salieron a las calles de San José para manifestarse en contra de Arias.

“Tocó mis senos y quedé congelada”: la ex Miss Costa Rica y el abuso sexual de Óscar Arias, expresidente y Nobel de la Paz. Según la mujer, todo ocurrió en Semana Santa de 2015. Él le mandó una solicitud de amistad en Facebook. Y ella aceptó porque lo admiraba. "Empezó a darles like a mis fotos y me dije: 'Óscar Arias sigue mis publicaciones y le agradan'", relata Yazmín Morales Camacho, exmodelo y ex Miss Costa Rica 1994, al diario La Nación de Costa Rica.

Ahora la mujer tiene 48 años y acaba de denunciar a Arias, de 78, expresidente costarricense y premio Nobel de la Paz en 1987, por abuso sexual. Se suma a otras acusaciones similares que surgieron en los últimos días.

Al menos otras 3 presuntas víctimas lo señalaron de manera pública, según informa el diario Clarín de Argentina:

1) La médica y activista Alexandra Arce von Herold le contó a The New York Times que se acercó a Arias buscando su apoyo para impulsar el desarme nuclear. Dijo que se reunió varias veces con él. Una fue en 2014 y en la casa del político, que la sorprendió de atrás, le tocó los senos, le metió la mano por la pollera y la penetró con los dedos, según su testimonio. Alexandra tenía entonces 30 años.

2)  Emma Daly, directora de Comunicaciones de la organización de derechos humanos Human Rights Watch, le dio detalles a The Washington Post. Su caso ocurrió en 1990, en un hotel de Managua: entonces ella era periodista y fue a hacerle una pregunta. Arias le tocó los senos y le dijo: “Ah, no estás usando corpiño”.

emily.jpg

Emma Daly, de 53 años, directora de comunicaciones de Human Rights Watch, era una reportera de 25 años en Reuters y The Tico Times cuando se reunió con Arias en un evento lleno de gente en el Hotel InterContinental en Managua

3) La reportera Nono Antillón comentó a La Nación de Costa Rica que en 1986, a sus 25 años, trabajaba como asesora de prensa de Arias en la campaña electoral. “Estaba sentada frente a su escritorio, se me acercó, me tomó la mano y me la puso en su pene que estaba erecto. Yo lo empujé y me puse de pie, y él se me lanzó y me empezó a toquetear”, dijo.

La denuncia de una modelo y ex reina de belleza

Potr otro lado, La exmodelo Yazmín Morales Camacho confirmó la presentación de su denuncia penal en sus redes sociales. Se mostró "agradecida con los medios" y pidió disculpas porque su abogado le recomendó "no salir" en entrevistas.

Sin embargo, La Nación de Costa Rica publica un diálogo en el que ella detalla cómo fue el episodio de abuso sexual. Todo surgió en la Semana Santa de 2015 cuando concurrió a la casa del exmandatario a buscar un libro que él le quería regalar. Era Con velas, timón y brújula.

"Se puso frente a mí, se atravesó en la puerta que se encontraba cerrada", narra.

"Yo soy más alta que él. Sin embargo, me agarró la cabeza. Yo andaba de cabello suelto. Me agarró, me acercó a la fuerza al cuerpo de él", continúa la mujer.

"Con una de sus manos me tocó mis senos por encima de la ropa y luego me dio un beso en contra de mi voluntad."

Añade: "No sabía qué decirle. Lo único que se me ocurrió fue: 'Don Oscar, yo tengo que irme'. Me acerqué a la puerta y él no me hizo ni me dijo nada más".

De acuerdo con el testimonio, ella ese día lloró: "Luego me enfurecí mucho, una gran rabia pero no alcancé a gritarle nada, ni pude pegarle una cachetada". “Me congelé, quedé paralizada. Yo nunca hice nada inapropiado y tampoco me insinué.”

Por qué decide denunciar ahora? ─le pregunta el periodista Juan Fernando Lara, del diario costarricense La Nación.

─Por casi 4 años callé porque sabemos el temor que este personaje puede infundir. Me motivé mucho por el movimiento #MeToo. Ya no hay que callar. Las mujeres tenemos un gran poder ante las injusticias. Sea quien sea. Sé con quién estoy metiéndome, pero eso no impide que levante la voz. Y que muchas más lo hagan.

Yazmín cuenta que tras la decisión de denunciar pasó "gastritis, me dio colitis, me tomé pastillas". "Y estaba acompañada siempre y aún así estaba asustada. Sigo asustada. Sé que me acompaña la verdad pero temo por lo que viene."

La Fiscalía Adjunta de Género admitió la acusación: "El caso se acumuló a la denuncia interpuesta el lunes anterior por tratarse de una misma persona denunciada y tratándose de aparentes delitos de la misma naturaleza", informó.

El abogado del expresidente, Erick Ramos, dijo que Arias no hará declaraciones.

La ola de denuncias ha provocado un movimiento de indignación en Costa Rica. Activistas del movimiento feminista marcharon este viernes por la noche en la capital San José en apoyo a las denunciantes y bajo el lema "Yo te creo".

Arias se apartó este jueves del Partido Liberación Nacional -la agrupación política más antigua del país- mientras se resuelven los procesos en su contra.

Aunque el movimiento #MeToo salpicó a varios hombres poderosos en Estados Unidos, sus efectos han sido más limitados en Latinoamérica. Desde diciembre en Brasil más de 250 mujeres han acusado a un destacado líder espiritual de agresiones sexuales y en Argentina se plantearon demandas por agresión o acoso sexual contra el actor Juan Darthés y el senador nacional Juan Carlos Marino, por ejemplo.

No obstante, ninguno tenía un perfil como el de Arias, que fue elegido 2 veces presidente de Costa Rica y en 1987 le dieron el Nobel de la Paz por su trabajo para poner fin a las prolongadas y sangrientas guerras civiles en Centroamérica.

///