Agosto 18, 2019

Sao Paulo: El asesino múltiple mató al niño en Nochebuena

¿Cómo ocurrió el trágico desenlace? El portal digital Urgentebo conversó con Vega, la jurista que pudo obtener el testimonio de Vargas, sobre los hechos acontecidos entre el 23 y 27 de diciembre del 2018, en Sao Paulo.


Domingo 10 de Febrero de 2019, 6:45pm




La Paz, 10 de febrero (Urgentebo).-  Cuatro horas se reunió Patricia Vega, abogada que defiende a la familia boliviana que fue asesinada en Brasil, con Gustavo Vargas Arias, autor confeso de la muerte de una familia de tres bolivianos que  diciembre del 2018. Los mató y los mutiló entre el 23 y 27 de diciembre del 2018, en Sao Paulo, Brasil por una deuda impaga. El criminal eliminó en un primer momento a la pareja y luego al niño, precisamente en Nochebuena.

El macabro hecho consternó a la comunidad boliviana que está en el vecino país y las autoridades del Estado Plurinacional, pidieron su inmediata  búsqueda y captura. El 10 de enero, luego de conocerse que el boliviano descuartizó a Jesús Reynaldo Condori Sanizo (39), Irma Morante Sanizo (38) y Gian Abner (8), la Policia Boliviana alertó sobre su ingreso al país.

Un mes después, uniformados de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) dieron con su paradero,  fue hallado en un alojamiento en Santa Cruz, se hizo crecer la barba y el cabello para no ser reconocido. Una llamada que hizo a su hermano, lo delató, la Policia cruzó ese contacto telefónico para ubicarlo en un alojamiento, de la Villa 1ro de Mayo de la capital cruceña.

¿Cómo ocurrió el trágico desenlace? El portal digital Urgentebo conversó con Vega, la jurista que pudo obtener el testimonio de Vargas, sobre los hechos acontecidos entre el 23 y 27 de diciembre del 2018, en Sao Paulo.

Según la abogada, el autor le contó “sin ningún remordimiento” que él tuvo un cruce de palabras con Jesús Condori, el 23 de diciembre, él fallecido  habría empujado a Vargas, y éste, en respuesta a esa acción le propinó un golpe y lo empujó. Al caer la victima chocó su cabeza con la punta de la mesa de costura.

Asustado al ver a su cuñado con sangre y que no se  levantó del piso, Gustavo muy nervioso subió las gradas del  taller para avisarle a Irma Morante (esposa de Jesús) lo ocurrido. Irma viendo el trágico hecho le dijo: “llamaré a la Policía”. Vargas al verse advertido por la amenaza, ahorcó a su cuñada.

“Por la espalda la toma de sorpresa, con sus brazos la ahorca y la asfixió”, dijo la jurista brasileña.

En su testimonio, Vargas Arias contó también a la abogada que luego de haber matado a Jesús e Irma , procede a llevar al hijo de ambos Gian Abner a su casa para que sea cuidado por Vicky, su esposa. El menor de ocho años lloraba desconsolado.

El 24 de diciembre del 2018 Gustavo que retorna al taller con Abner. Ahí tomó la decisión de victimar al pequeño, también lo ahorcó y lo asfixió. “En Nochebuena mató al niño”, indicó Vega.

La mutilación

Según la abogada, además el victimador le relató que entre el 27 y 28 de diciembre asume la decisión de descuartizar los cuerpos de los tres bolivianos.

Los testigos en Sao Paulo vieron a  Gustavo sacar las máquinas de coser del taller que tenían los esposos en un camión, el robo fue apoyado por una persona de nombre Miguel, operario de la empresa de costura. Es el 7 de enero del 2019 que la Policía de Sao Paulo encuentra los tres cuerpos mutilados en unas maletas.

“Gustavo se negó a decir y precisar con que artefacto cortó los cuerpos”, dijo la jurista en declaraciones a este medio digital.

Ahora la familia Morante busca que el autor confeso del triple asesinato sea deportado al Brasil, para que cumpla una condena de 30 años de cárcel.  Gladys Morante, hermana de Irma, pide que las autoridades judiciales, la Policía Boliviana y la Cancillería coadyuven para su traslado.

///