Junio 16, 2019

Perú vende a Bolivia cada vez más papa, tomate y cebolla

La Asociación de Exportadores del Perú informó que Bolivia es el principal mercado para la producción de papa. Ingenieros agrónomos bolivianos dicen que hay déficit de producción cebollas y tomates.


Jueves 9 de Junio de 2016, 11:00am




La Paz,  09 de junio (Rosío Flores, Urgentebo).- Tres de los productos indispensables de la canasta familiar como son la papa, cebolla y tomate son importados de forma legal del Perú y están copando los principales centros de abasto de las ciudades de La Paz y El Alto. Frente a este fenómeno de importación, Bolivia cede espacios, pues su capacidad de producción ha disminuido.

Bolivia importa casi la mitad del total de papa que Perú exporta a la región. De acuerdo a los datos proporcionados por la Asociación de Exportadores del Perú, el Estado Plurinacional cuenta con el 48% de participación en la importación y un incremento de 43% con un total de $us 1.2 millones comprados el 2015.

Según el presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Juan Varilias, la exportación a la región creció en 211% en los últimos cinco años. Si Perú exportaba en 2010 la suma de 821 mil dólares, el 2015 se incrementó a $us 2.5 millones.

“Existe un gran potencial para trabajar en estos mercados y aprovecharlos, de manera que se amplíen las relaciones comerciales y podamos formar nuevos acuerdos comerciales diversificando los envíos de papa”, sostuvo Varilias.

Verduras_URGENTEBO.jpg

La papa, cebolla y tomate son los tres productos indispensables de la canasta familiar (Foto: Urgentebo)

Los esfuerzos de Bolivia

Desde La Paz, la coordinadora del Observatorio Agroambiental y Productivo (OAP) del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, Melisa Ávalos, explicó que la demanda de papa por parte de la población boliviana, el año 2015, fue de un millón de toneladas y la importación de Perú de 25 mil toneladas.

Avalos dijo que Bolivia hace esfuerzos por ampliar la superficie y aumento de la producción, pero la principal preocupación es el rendimiento por hectárea que se mantiene relativamente bajo desde hace años.

“Nosotros como Estado, a través del  Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), autorizamos las importaciones de todos los países con los cuales se tiene relación”, dijo.

Sin embargo, los productores de papa expresaron su preocupación debido a que alimentos peruanos ingresan por contrabando por el municipio de Desaguadero. “A Bolivia le afecta. He visto en camionadas cómo entra la cebolla y papa por el Desaguadero, eso ya tenía que evitar el Ministerio de Desarrollo Rural, porque nos están haciendo perder nuestro trabajo. La población tiene que consumir nuestros productos”, expresó Ernesto Calisaya, agricultor del municipio paceño de Taraco.

A su vez, los comercializadores explicaron que la importación ayuda a la estabilización de los precios y a abastecer la demanda en temporadas de baja producción.

“Llevan más la cebolla a Caranavi, por la duración. Las cebollas bolivianas son más aguanosas y suelen podrirse rápido, pasa lo mismo con el tomate porque el precio es casi el mismo. La papa la compran en cantidades los restaurantes de comida rápida porque aseguran que es un buen producto para fritarlo”, relató Paulina Poma, vendedora.

El gerente General del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, opina que Bolivia ha adquirido una política importadora por la baja cotización del dólar, mientras que los países en desarrollo devaluaron su moneda. Por ello, los productos extranjeros se tornen más competitivos.  

“Pasó con otros sectores y hoy pasa con los alimentos, cada vez se está importando más arroz, harina de trigo, azúcar, carnes, aceites y lo que debe preocupar es que también están las verduras frescas. Esto se debería a dos factores: no estamos produciendo lo suficiente o el producto peruano está ganando mercado por su bajo precio”, mencionó. Y ocurre ambas situaciones.

21 variedades de papa son más vendidas

Según el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), en Bolivia existen más de 1.500 variedades nativas de papa almacenadas en bancos de germoplasma. De esta cantidad, 21 variedades son las más comercializadas, pero solo dos son las más consumidas: Huaycha y Desiree.

“Son las que generalmente se están produciendo más y son las que más hemos fortalecido su producción”, manifestó la coorinadora del Observatorio Agroambiental y Productivo (OAP) del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

Otras variedades de papa que existen en el país son la axawiri, chuq’pitu, imilla negra, luk’i, q’aisa, sani negra, yari, india, malcacho, marcela, pinta boca, revolución, romano, asterix, runa Toralapa, pituwayaca, qoyllo, sacampaya, entre las más importantes.

Los departamentos con mayor producción de papa son Cochabamba con 302 mil toneladas, seguido por La Paz con 186 mil toneladas. Pese al déficit, Bolivia exportó 35 toneladas de papa fresca, chuño y tunta en 2015, a países como Argentina, España, EEUU y Paraguay.

///