Agosto 18, 2019

Mesa acusa a la CIDH de atentar contra la democracia por su silencio sobre la relección

El reclamo se da luego de que el gobierno en Bolivia sostenga, basado en el Pacto de San José, que la nueva postulación del presidente Evo Morales para un nuevo mandato responde a un derecho humano, situación que generó críticas de la opinión pública debido a que antes de plantearse ese argumento un referendo constitucional negó la posibilidad de la reelección.


Miércoles 12 de Junio de 2019, 10:45am




 

12 de junio (Urgentebo).- El candidato presidencial por la alianza de oposición Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, acusó este miércoles a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de debilitar la democracia en la región por su demora en su pronunciamiento sobre si la reelección es un derecho humano o no.

“El silencio y la dilación de la #CIDH para pronunciarse sobre el Art 23 del #PactoDeSanJosé usado para justificar postulaciones ilimitadas, está debilitando la democracia en la región, especialmente en Bolivia donde el voto soberano las rechazó. La cautela se vuelve complicidad”, escribió Mesa en cuenta en la red social Twitter.

El reclamo se da luego de que el gobierno en Bolivia sostenga, basado en el Pacto de San José, que la nueva postulación del presidente Evo Morales para un nuevo mandato responde a un derecho humano, situación que generó críticas de la opinión pública debido a que antes de plantearse ese argumento un referendo constitucional negó la posibilidad de la reelección.

La Convención Americana Sobre Derechos Humanos o también conocida como Pacto de San José establece en su Artículo 23 lo siguiente:

Artículo 23. Derechos Políticos

1. Todos los ciudadanos deben gozar de los siguientes derechos y oportunidades:

 a) de participar en la dirección de los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes libremente elegidos;

 b) de votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores, y

 c) de tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas de su país.

2. La ley puede reglamentar el ejercicio de los derechos y oportunidades a que se refiere el inciso anterior, exclusivamente por razones de edad, nacionalidad, residencia, idioma, instrucción, capacidad civil o mental, o condena, por juez competente, en proceso penal.