Agosto 25, 2019

La OPS emitió una alerta epidemiológica de Fiebre Hemorrágica por Arenavirus en Bolivia

A través de un comunicado, publicado en su página, advierte a la región sobre lo que ocurre en Bolivia y brinda recomendaciones a las autoridades para tratar el virus que cobró la vida de tres personas.


Sábado 20 de Julio de 2019, 12:15pm




20 de julio (Urgentebo).- La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS / OMS) emitió una alerta epidemiológica de fiebre hemorrágica por Arenavirus en Bolivia.

“En el Estado Plurinacional de Bolivia, se encuentra en curso la investigación de un brote de fiebre hemorrágica causado por un Arenavirus, con casos reportados en personal de salud; ante ello la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS / OMS) recuerda a los Estados Miembros sobre la necesidad de permanecer vigilantes y fortalecer la implementación de las medidas de prevención y control de infecciones, en todos los niveles de atención en los servicios de salud”, señala el comunicado.

La OPS recomienda a los Estados Miembros permanecer vigilantes, mantener actualizados al personal de salud para detectar y manejar casos de fiebre hemorrágicas, así como para asegurar el estricto cumplimiento de las medidas de prevención y control de infecciones.

Con relación a la vigilancia, hace énfasis en la detección de casos. “Con base al escenario epidemiológico del país o territorio, la vigilancia deberá estar orientada a detectar casos sospechosos de fiebre hemorrágica tomando en cuenta las manifestaciones clínicas, la historia de viaje y la historia de exposición”, dice la OPS/OMS.

Se refiere además a la “búsqueda y monitoreo de contactos” (se considera como contacto a toda persona que haya tenido contacto con la sangre o fluidos corporales de un caso sospechoso, probable o confirmado durante el tiempo en que el caso o paciente estuvo enfermo).

De acuerdo con sus recomendaciones, el monitoreo de contactos deberá realizarse por un periodo de incubación máximo putativo de 21 días (4) (después de la última exposición conocida).

El 28 de junio de 2019, el Ministerio de Salud de Bolivia recibió el reporte de 3 casos de síndrome febril hemorrágico de etiología desconocida, con sospecha de transmisión de persona a persona.

Hasta el 17 de julio de 2019, se tiene un total de cinco casos, incluidas tres defunciones. Del total de casos, tres han sido confirmados por laboratorio (uno de ellos falleció) y 2 fueron clasificados como casos probables (los dos fallecieron).

Los casos, iniciaron síntomas entre el 29 de abril y el 29 de mayo de 2019. Cuatro de los cinco casos son hombres, con edades entre 21 y 65 años (mediana 42 años). Tres de los casos son personal de salud y los otros dos agricultores.

Con relación al lugar probable de exposición, para el personal de salud fue el ambiente hospitalario, donde tuvieron contacto directo con sangre, secreciones respiratorias y gastrointestinales durante los procedimientos invasivos realizados (intubación y endoscopia) a uno de los casos. Mientras que para los agricultores, la exposición probablemente fue la comunidad de Siliamo, municipio de Guanay, departamento de La Paz, durante la cosecha de arroz.

Respecto a la confirmación por laboratorio, el Centro de Enfermedades Tropicales (CENETROP), en colaboración estrecha con la Rama de Patógenos Virales Especiales (VSPB, por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), Centro colaborador de la OMS, han reportado la identificación de un Arenavirus. El Arenavirus identificado fue parcialmente secuenciado y muestra una alta similitud con el virus Chapare.

Fiebres hemorrágicas por Arenavirus

Son una zoonosis producida por un virus perteneciente al género Arenavirus de la familia de Arenaviridae, asociados generalmente a enfermedades transmitidas por roedores en humanos. Entre los 21 Arenavirus del Nuevo Mundo conocidos, cinco se han vinculado con fiebres hemorrágicas en humanos y dos de ellos en Bolivia: Machupo y Chapare. La transmisión a los seres humanos se produce principalmente por inhalación de aerosoles de partículas finas provenientes de excrementos o saliva de roedores que contienen el virus. Algunos Arenavirus, están asociados con la transmisión de persona a persona en entorno comunitario y sanitario.

Esto ocurre ante el contacto directo o indirecto con sangre y otros fluidos corporales de personas infectadas. Las manifestaciones clínicas de las fiebres hemorrágicas por Arenavirus de América del Sur son enfermedades febriles víricas agudas que duran de 6 a 14 días. Inicia gradualmente con malestar general, cefalea, dolor retroorbitario, hiperemia conjuntival y fiebre moderada pero sostenida, seguida de signos y síntomas del aparato digestivo. Puede haber peteguias y equimosis, acompañadas de eritema en cara, cuello y parte superior del tórax.

En los casos graves, son características la leucopenia y la trombocitopenia progresivas. Los síntomas se resuelven de 10 a 15 días después del inicio de la enfermedad en los pacientes que sobreviven. En los casos documentados, el período de incubación en general es de 6 a 14 días, sin embargo, puede variar entre 5 a 21 días.