Julio 19, 2019

La Maestranza: La Paz gesta la empresa de mobiliario escolar

Esta es la iniciativa del Gobierno Municipal de La Paz, con el aporte de Emaverde. Lo que fue un local para muebles rotos, hoy es una unidad exitoso de construcción de muebles para las unidades educativas.


Lunes 5 de Febrero de 2018, 11:00am




La Paz, 05 de febrero (Urgentebo).- Maestranza es la unidad del Gobierno Municipal de La Paz encargada de reparar y producir muebles escolares con materiales reciclables. Tras sus primeros resultados positivos, la Maestranza tiene el objetivo de convertirse en una empresa municipal  para proveer a las unidades educativas de La Paz, para reducir gastos y mejorar la calidad del mobiliario.

La Maestranza es parte de la Dirección de Educación, de la Unidad de Insumos, Recursos y Equipamiento de la Alcaldía de La Paz. Inició sus actividades en la gestión 2015; antes era un botadero de mobiliarios en mal estado y computadoras en desuso. En el escaso espacio, los obreros debían reparar bancos y mesas, a punto de sierra, clavo y martillo.

“Hemos logrado transformarlo de un botadero en una maestranza. Nuestro sueño posterior es que convierta en una empresa  municipal de mobiliario”, dijo Daniel Cartagena,  responsable de Maestranza.

La transformación no sólo fue del espacio para el trabajo, sino de visión y de recursos, lo que ha significado también la capacitación de los obreros municipales. Atrás quedó la reparación artesanal de los pupitres y mesas. Hoy, la Maestranza cuenta con equipos  modernos modernos para producir mobiliario con metal, madera y plastimadera.

En las actuales condiciones producen 5.000 juegos al año, cuando antes llegan con dificultades a las 300 unidades. 

Ahora las condiciones de trabajo en la Maestranza cuenta con niveles de seguridad industrial y estándares de trabajo.

Al cabo de tres años del proyecto de transformación, la Maestranza es la única a nivel nacional que tiene la capacidad de cubrir toda la demanda municipal de mobiliarios para los colegios.

Cada año llega a producir 11 mil mueves, que incluyen los 5 mil juegos para estudiantes; la cifra restante consiste en pizarras, taburetes y otros muebles para laboratorios que pueden ser usados en las escuelas u otras entidades.

Con fines de mejorar la producción y atender la demanda, trabaja con los datos estadísticos levantados por los funcionarios municipales en los colegios. Por ejemplo, el 2017 se estableció que el deterioro del mobiliario en las unidades educativas llega al 40%.

Con esos datos, La Maestranza trabajó en la calidad y la resistencia de los muebles combinando  la madera con el metal y la plastimadera, cuyo resultado alarga el tiempo de vida útil  de sillas y mesas de cinco a diez años. “La plastimadera es un material ecológico, es resultado del reciclaje; las bolsitas del desayuno escolar  se convierten en mobiliario  para las unidades educativas”, dijo Cartagena. 

La Maestranza usa los colores en base a la neuroarquitectura, para influir positivamente en el comportamiento del alumno y considera el espacio pedagógico para aprovechar la luz y el calor.

La Maestranza tiene tres áreas: metalmecánica; madera y refacción; y reciclaje de mobiliario. En Metalmecánica se elabora la estructura metálica, es allí donde se usa la plastimadera que es más resistente y económico. 

En Carpintería  se hacen los espaldares, apoyadores y panel de las mesas para ensamblar  a los muebles. Refacción se dedica a la recomposición de los muebles, al año llega un promedio de 8 mil piezas en mal estado,  que vuelven a ser útiles.