Agosto 25, 2019

La historia del 'Chapaco Invicto' que logró el sueño de ser cantante

Javier Cortez Riverz fue el ganador de la primera temporada del reallity  de la Red Uno


Lunes 20 de Agosto de 2018, 11:00am




La Paz, 20 de agosto (Rosio Flores, Urgentebo).- Nació con un talento innato. El apoyo de sus padres fue importante para perseguir el sueño que tenía de ser un cantante. Recuerda que a sus cinco años fue la primera vez que subió a un escenario, el de su kínder San Bernardo, y agarrado de su guitarra interpretó el  tema  “Vienes y te vas” del cantante peruano William Luna. Así, Javier Cortez Rivera, el ganador del reality musical de la Red Uno Factor X, comenzó su vida artística.

“Mi talento en cuanto a canto e instrumentos es empírico. Mi talento es innato pero he ido perfeccionando. La  música siempre fue mi sueño,  mi vida y por eso he decidido aprender más entrando al internet para aprender a tocar instrumentos, así fue como he perfeccionado mi talento y además de cantar he aprendido a tocar guitarra, bajo eléctrico, piano, ukelele y batería”, contó.

Mucho le ayudó pertenecer a una familia de músicos que si bien fueron solo conocidos en su tierra natal, Tarija, lo impulsaron para seguir en el camino artístico. Hoy Javier es el único que se dedica a la música.

El joven continuó cantando en actividades cívicas de su colegio y cuando cumplió la mayoría de edad decidió formar un dúo con su hermana Dayana, el Dúo Cortez, que interpretaban música romántica, pop y baladas. Juntos realizaban presentaciones en restaurantes y algunos eventos privados lo que les permitió, además de mostrar su talento, obtener recursos económicos.

“El proyecto que teníamos con mi hermana es juntar dinero para grabar un disco y un video clip, pero entré al concurso y dejé todo de lado”, mencionó.

Este año, Javier se aprestaba a inscribirse al tercer año de la carrera de Música en la Escuela de Formación de Maestros Juan Misael Saracho, pero su hermana le comentó sobre el casting que realizaba la Red Uno y le pasó el link que lo llevaría a cumplir su sueño de ser artista en Bolivia.

“Sin pensar dos veces entré al link y me trasladé hasta Santa Cruz en busca de mi sueño. Gracias a Dios mis padres y mis hermanos no dudaron en ayudarme y con todo ello me puse a trabajar arduamente”, contó Javier.

Así Javier, a quien el staff de Factor X lo apodó como “Chapacus invictus” porque pasó todas las fases del concurso sin ir a sentencia logró cumplir el sueño de su vida al ser ganador de la primera temporada del reallity. 

“Nunca había vivido algo así, me dediqué a la música de lleno y se me han abierto muchas puertas, he aprendido muchas cosas, he tenido satisfacciones. Se armó el invicto en la competencia, demostraba que en ninguna de las presentaciones o galas tuve lo que a los jueces les pareciera errores. En eso se vino sumando mucha gente de Bolivia, apoyando el sueño cuando empezaron las votaciones. Y así fue como salí adelante gracias al apoyo y cariño de toda la gente”, expresó Javier.

Ser el ganador del concurso lo hizo acreedor a un premio de 100 mil bolivianos y a pertenecer a la compañía de música internacional Sony Music, con cuyos empresarios firmará un contrato para grabar un disco y seguir con su carrera artística a nivel nacional e internacional.

“Estamos en etapa de coordinación para concretar con los empresarios de Sony Music sobre las condiciones que ambos debemos cumplir. La empresa está en Buenos Aires, Argentina y lo más seguro es que me vaya a radicar a ese país por un tiempo”, dijo.

Después de concluir su participación en el reallity, Javier regresó a su natal Tarija, donde quedó emocionado por el recibimiento que le dieron sus paisanos.

“Fue increíble. Me esperaron en el aeropuerto, me siguieron en una caravana hasta la plaza. Ahí he interpretado algunas canciones. Me siento feliz y es lo mejor que me está pasando”, concluyó.