Noviembre 12, 2018

Justicia argentina libera a otra mujer boliviana detenida por microtráfico

La mamá de la mujer hasta ayer detenida presentaba “síntomas depresivos, con tristeza continua” y se negaba a ingerir alimentos por la soledad en la que se encuentra.


Sábado 3 de Noviembre de 2018, 12:00pm


La justicia argentina dio una nueva expresión de que tiene enfoque humanitario. Este viernes, el juez federal de Primera Instancia de Tartagal, Carlos Martínez, determinó la libertad inmediata de la ciudadana boliviana, Julia F.G, de 56 años, quien estaba detenida desde hace siete meses por microtráfico de estupefacientes.

Fue liberada este viernes tras informes presentados por la Defensoría del Pueblo, sobre la situación de la madre de la mujer, quien enfrentaría un cuadro de depresión y abandono ante la ausencia de su hija.

El juez dispuso la “inmediata libertad” de la boliviana, "con ejemplar criterio de justicia humanista, quien fue liberada en el día y, para reunirse con su madre, adulta mayor de 83 años, quien se encontraba bajo su cuidado y desconocía de la situación de su hija".

El Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, informó que gracias al trabajo coordinado que existe con Defensa Pública de Argentina, conoció el caso de Julia F.G. y pudo iniciar acciones.

A las 6 de la mañana del 3 de noviembre, personal de la Coordinación Defensorial Regional de Yacuiba la recibió para luego transportarla hasta Santa Cruz, para ser recibida por la Delegación Defensorial Departamental, que a su vez la llevará hasta Montero.

 “En octubre de este año, a través de la Delegación Defensorial de Santa Cruz se solicitó al Gobierno Municipal de Montero, realizar una visita a la madre de nuestra connacional, la señora Primitiva G. para conocer las condiciones en las que se encontraba tras la detención de su hija, quien estaba a cargo de su cuidado, y emita un informe social y otro psicosocial, mismos que fueron remitidos a la justicia argentina a fin de que pueda valorar la situación de la detenida al momento de emitir su fallo”, indicó el Defensor.

El informe psicosocial emitido por el Gobierno Municipal Montero señala que la madre de la boliviana presenta “síntomas depresivos, con tristeza continua” y se negaría a ingerir alimentos por la soledad en la que se encuentra. Asimismo, el informe social señala que su nieto le lleva alimentos, pero que, no obstante que ella requiere de asistencia para movilizarse, no podía cuidarla ni la atenderla debido a sus actividades.

///