Julio 19, 2019

Historia de Nazaria Ignacia, la primera santa boliviana

En vida, la incansable religiosa desempeñó una labor misionera en Bolivia, Uruguay, España y Argentina, donde falleció el 6 de julio de 1943. Sus restos fueron trasladados a Oruro en 1972 y desde entonces permanecen en esa ciudad


Sábado 13 de Octubre de 2018, 6:45pm




La Paz, 13 de octubre (Urgentebo-El Compadre).- La española María Victoria Azuara es una religiosa que forma parte de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia. Tiene 91 años y radica en Madrid. Hace 10 años vivía en Bolivia, cuando sufrió un derrame cerebral. El cuadro clínico que presentaba no les permitía a los médicos dar esperanzas sobre su recuperación.  

Anoticiadas de ese suceso, las hermanas de la congregación de todo el país la encomendaron y rezaron por ella y pidieron la intercesión de la madre Nazaria Ignacia para su recuperación, orando con mucha fe durante algo más de 10 días. De forma paulatina Azuara fue recuperando y los médicos quedaron sorprendidos ante un caso que creían que era estaba perdido.

Fue principalmente este milagro el que ha permitido la canonización de la fundadora de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, la beata Ignacia Nazaria.

En enero de este año, el Papa Francisco firmó el decreto que reconocía el milagro atribuido a la intercesión de la Beata Nazaria y hoy domingo se realizará la canonización en el Vaticano de la misionera que amó Bolivia con todo su corazón, razón por la que sus restos descansan en una cripta del Templo Jesús Nazareno en Oruro.

“Junto a otras personalidades como Paulo VI y el monseñor Óscar Arnulfo Romero, la madre Nazaria Ignacia va recibir el reconocimiento del Papa como persona íntima a Dios y  por tanto se puede recurrir a ella para su intercesión por milagros”, explicó el responsable de comunicación de la arquidiócesis de Oruro, René Cueto.

Nazaria Ignacia March Mesa nació el 10 de enero de 1889, en Madrid- España. A la edad de 9 años hizo la Primera Comunión y fue entonces cuando sintió la primera llamada del Señor. Por motivos económicos su familia tuvo que trasladarse a México y allí ingresó a la comunidad las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, donde formó parte de ellas durante más de 12 años.

El analista político y seguidor de Nazaria, Carlos Cordero, relató que llegó a Bolivia en 1912. Fue destinada a al asilo de ancianos desamparados en una casa donada por los antiguos mineros, ubicada en la calle Lira de la ciudad de Oruro. El 1 enero 1915 hace los votos perpetuos, tenía el don de ayudar a la gente.

“La madre Nazaria ha ido a la Guerra del Chaco para atender enfermos, heridos, creó casas de acogida para niños y mujeres. Ha hecho un trabajo de difusión de lo que es el evangelio”, dijo 

El 11 noviembre de 1924 se erige el obispado de Oruro, y se establece como primer obispo a Abel Antezana. El beaterio seguía prestando hospicio para mujeres desamparadas enajenadas mentales o huérfanas.

Entre agosto y noviembre se le unen varias hermanas, la madre Nazaria organiza la “olla del pobre” y es producto de la caída de la bolsa de Nueva York que provoca el cierre de muchas empresas mineras, además migrantes llegan desde Chile y se establecen en Oruro.

Nazaria falleció el 6 de julio de 1943 en Argentina y posteriormente fue trasladada a Oruro el 18 de junio de 1971, sus restos son depositados en un repositorio perpetuo de las misioneras cruzadas. En1988 se proclama venerable a la abnegada religiosa, el 7 marzo de 1992 el Papa Juan Pablo decreta la beatificación de la Madre Nazaria Ignacia.

Una delegación de religiosos, monjas y laicos, encabezada por el cardenal Toribio Ticona se trasladó hasta el Vaticano para presenciar la ceremonia de canonización.

Oruro festeja canonización

Pese a que la ciudad natal de la Beata Nazaria Ignacia March es Madrid (España), la Diócesis de Oruro (Bolivia) festejará en grande a quien es considerada la primera santa boliviana por haber sido este país su tierra de misión.

Por ello, un grupo religiosas y misioneros llegaron a Bolivia para ser parte de los festejos de este acontecimiento. Como se hizo en el Vaticano, en Oruro se realizó el descubrimiento de una imagen de la madre Nazaria Ignacia. Se trata de una reliquia que fue esculpida y que lleva un cabello de ella, informó el responsable de comunicación de la arquidiócesis de Oruro, René Cueto.

“Quisiéramos que todos y cada uno prepare el corazón para conocer a esta mujer a poder promocionar su figura que es símbolo del seguimiento a Jesús”, invitó Cueto.

Nazaria es considerada una visionaria, porque apoyaba que la Iglesia Católica fuera al encuentro de la gente tres décadas antes de que el Concilio Vaticano II lo planteara.