Agosto 25, 2019

Franco Escamilla, el amo del sarcasmo, llega a Bolivia

Uno de los grandes pioneros del stand-up en México habló con la Revista Oxígeno sobre su carrera y el show que presentará  el próximo jueves 8  en Santa Cruz y viernes 9 de agosto en el Coliseo Don Bosco en La Paz.


Viernes 2 de Agosto de 2019, 6:00pm




2 de agosto (Revista Oxígeno).- El Stand-Up le inyectó vida a la comedia mexicana a través de una serie nuevos talentos encabezados por Franco Escamilla, Sofía Niño de Rivera, Daniel Sosa, Carlos Ballarta y Ricardo O’Farril, quienes aprovecharon las redes sociales y el entretenimiento vía streaming para irrumpir con fuerza en la escena y renovarla. Uno de ellos es el “amo del sarcasmo” y arribará a Bolivia con dos show repletos de humor, el próximo 8 y 9 de agosto en Santa Cruz y La Paz respectivamente. Franco habló en exclusiva con la revista Oxígeno.

Escamilla es uno de los grandes pioneros del stand-up en México. Oriundo de Cuautla, Morelos, “El Diablo” alcanzó la fama en redes sociales debido a una serie de videos de sus presentaciones realizadas en bares de Monterrey.

Las redes sociales y Netflix lo han ayudado a difundir este formato de comedia. El entorno social, los problemas familiares, la vida en pareja, los hijos y hasta la vida cotidiana son temas que los comediantes abordan en sus shows y que relatados con un toque de humor hacen reír a cualquiera. Y eso también hace Franco con sus dosis sarcásticas.

¿Quién es Franco Escamilla dentro y fuera del escenario?

Franco es un comediante que en el escenario se transforma. Utiliza el humor negro,  ácido y el sarcasmo. Obviamente  trata de identificarse con el público, Busca hacer un humor simple y que no sea complicado, porque ya la vida lo es (ríe).

Fuera del escenario Franco Escamilla no existe, apago el botón y soy un padre de familia, hermano, esposo e hijo,  me gusta separar los roles, no mezclarlos.

¿Cuánto  ha evolucionado Franco desde la primera vez que subió a un escenario?

Con el paso de los años maduré. Ahora soy más precavido, consciente y empático, entendí que no puedes ofender a alguien solo por sacar un chiste, que tiene  que  haber un porqué. No se hace comedia solo por  hacerla, se busca mandar mensajes —si conseguir risas— pero ahora me cuido un poco más,  porque hay cosas sobre las que no se puede bromear y se ve el mundo con otros ojos. 

Imagino que al principio manejabas un libreto, ¿cuál es la situación ahora?

Siempre tenemos que tener todo escrito o por lo menos una base que nos permita poder improvisar en el escenario, que está permitido en la comedia, pero siempre es bueno tener un esquema.

En uno de tus monólogos decías que todas eran experiencias propias y que incluso las ocasionabas  “por la anécdota” ¿Cómo haces estas cosas si eres una persona introvertida?

Lo que decía “por la anécdota” es cierto, hay muchas cosas que no quería hacer, pero las hice y continúo batallando con ello porque soy muy hogareño,  prefiero quedarme en casa, pero de vez en cuando siempre trato de salir porque de que pienso: “de que voy a escribir si no salgo a la calle”.

¿Cuál es tu monólogo favorito y por qué?

No hay un monólogo favorito, es como que le preguntas a un papa cuál es tu hijo favorito, porque no existe uno tal cual, pero hay monólogos al que les tengo cariño como: “La Amigas”, “El sacristán”,  porque son los que me dieron a conocer con la gente.

¿Cuáles son las mayores gratificaciones que te dio este oficio?

Me ha permitido viajar, ayudar a mi familia,  conocer  gente, porque después de ser el niño de Cuautla Morelos,  ahora hay quienes me piden una foto o un autógrafo.

Hoy la sociedad está “sensible” a todo tipo de situaciones ¿cómo enfrentas esto al momento de armar un monólogo?

Es imposible no ofender a alguien o tocar una fibra sensible, pero tienes que ir con la marea, fluir con la actualidad, la gente, no puedes quedarte con un pensamiento retrograda  si quieres estar en la comedia.

¿Consideras que las plataformas como YouTube  y Netflix, si bien han apoyado a difundir y conocerte a nivel mundial,  también agotan tu material para presentaciones en vivo?

No,  porque cuando presentamos un show para las redes, es  porque ya estamos escribiendo el siguiente y está a punto de ser presentado. La idea es que una vez que ya fue exhibido, en México y giras por otros países,  lo subimos a estas plataformas porque estamos listos para dejarlo ir  y renunciar a contar ese monólogo  y tener algo nuevo.

¿Te limitan alguna cosa para tus shows en tv o internet, cómo cuáles?

En internet no tengo censura o limites, en televisión sí, me cuesta mucho trabajo hacerlo porque soy  grosero (ríe) y tengo esta enfermedad de hablar  más rápido de lo que pienso, y cuando hago es peligrosísimo, no me gusta hacerlo (ríe).

En Bolivia tienes muchos seguidores que te conocen a través de plataformas ¿Con qué se encontrará el público boliviano al verte en el escenario?

Van a ver al Franco que conocen en redes sociales, con un show que no vieron todavía, así que creo que  la van a pasar muy bien.

Eres multifacético: radialista, músico, actor de teatro, ahora estás incursionando en el cine, ¿en cuál  de esas facetas te sientes más cómodo y qué se viene para cada una de estas?

En primer lugar está la comedia en el escenario es donde me siento yo, pero en radio también estoy a gusto. En la televisión y el cine, aun no me siento capaz, me presiona mucho el querer hacerlo bien,  pero mi zona de confort es el escenario.

Imagino que en tu trayectoria tuviste público difícil, ¿con qué te encontraste a lo largo de tu carrera?

Todos los comediantes tuvimos shows donde nos fue mal, donde nadie se reía, me llegaron a pedir que terminara antes de tiempo. Una vez una persona entendió mal el chiste, creyó que yo era quien me burlaba de él, pero eran sus amigos  (ríe) y se acercó dónde estaba y me empujó. Si me llevé un susto, pero hasta ahí.

¿Tuviste que ambientar parte de tus monólogos de acuerdo a los países que visitaste?

Sí, se tienen que tropicalizar (termino mexicano) buscar las palabras y su significado en cada país, pero sin dejar la esencia de los chistes y monólogos.

¿Cómo vez a  Franco Escamilla de acá a 10 años?

Más gordo más viejo (ríe) y haciendo  corajes por las parejas de sus hijos (ríe). Creo que de eso tratarán mis próximos monólogos.

¿Qué recomendaría a las personas que quieren incursionar en el Stand Up?

Que no lo hagan por dinero o fama, que si no están enamorados de la comedia no lo hagan  porque tarda muchos años en pagar bien. Considero que la comedia no es para ganar plata ni fama, uno debe estar enamorado de la comedia, porque tarda en que lo reconozcan a uno.

Para finalizar, ¿qué espera del público Boliviano?

Lo de siempre, espero volverme loco con ellos, jugar en el escenario, que se diviertan y que salgan pensando que valió la pena pagar la entrada, que quieran volver a ir a otro show de Franco y en un futuro también volver.

(La nota fue publicada en la edición de julio de la Revista Oxígeno)

  • Patzi: Apostamos a la clase media de extracción popular e indígena

    Ago 2 2019 |

    Félix Patzi, candidato a la presidencia por el Movimiento Tercer Sistema, considera su partido como una tercera opción, que no se aliará con ningún candidato 


  • Nélida Sifuentes dio dura batalla al machismo y triunfó

    Jul 22 2019 |

    Aún no olvida cuando su hermano le dijo que trabajaría en un prostíbulo. Marcó su vida. Aunque hoy lo ve como un chiste, eso le dio fuerzas para ser líder. Cuando habla de su familia, se le ilumina el rostro al referirse a su padre, quien fue su mentor y procuró estar siempre presente en su vida


  • El click a la maternidad y al recién nacido

    Jul 8 2019 |

    “Pastel” es el nombre del estudio fotográfico especialista en retratar la maternidad y los primeros días del bebé. La iniciativa, que despertó el interés de familias, es de Valeria Díaz.