Agosto 18, 2019

Empresa mixta del litio con Alemania ¿entreguista” e ilegal? Parte IV

Otro detalle fundamental es el plazo de duración de la empresa mixta boliviano-alemana


Lunes 11 de Febrero de 2019, 10:45am




Empresa Mixta YLB-ACISA ¿entreguista?

Razón No. 1: Primera empresa subsidiaria para la producción de hidróxido de litio durará 70 años.

En efecto, en el Artículo 5 (Plazo de Duración de la Empresa) del Estatuto de la empresa incluido en el Decreto Supremo No. 3738 de 07 de diciembre de 2018, se establece:

“La Empresa tendrá un plazo de duración de 70 años, computables a partir de la fecha de inscripción en el Registro de Comercio de Bolivia. El plazo de duración de la Empresa podrá ser prorrogado conforme a la normativa en vigencia y el presente Estatuto.”

Este plazo casi duplica aquél acordado en febrero de 1992 (40 años) entre el gobierno de Jaime Paz Zamora y FMC Corporation (Ex Lithco) de Estados Unidos para la explotación del 9% de las reservas base del Salar de Uyuni que, como se sabe, no se concretó debido a la decisión de FMC de abandonar Bolivia luego de su rechazo a las cuatro enmiendas (una de ellas referida, precisamente, a la duración del contrato) planteadas por el Congreso de la República en esa época.

Curiosamente, sin embargo, al igual que en el acuerdo con FMC, la nueva empresa subsidiaria concentraría sus esfuerzos en la expoliación de nuestros recursos de litio más ricos ubicados en la zona de Río Grande. ¿Por qué? Bueno, esto tiene una explicación técnica que quisiera dejar para más adelante, no sin antes señalar que tiene que ver con las características de la “salmuera residual” que YLB, de acuerdo con el Estatuto de la nueva empresa mixta y el Anexo incluidos en el DS 3738, se obliga a entregar a ACISA durante los próximos 70 años.

Otro detalle fundamental es que el plazo de duración de la empresa mixta boliviano-alemana más que dobla la vigencia del contrato original (30 años) firmado entre Corfo y Albemarle y duplica aquél establecido originalmente (35 años) para SQM en Chile, comprometiendo 2.57 y 2.31 veces más recursos[1], respectivamente, lo que no hace otra cosa que ratificar el desapego del gobierno de la defensa de nuestros recursos naturales más valiosos.

*  Analista de la Economía del Litio. Autor No. 32 en el Ranking de Mercancías (Commodities) de Seeking Alpha (https://seekingalpha.com/opinion-leaders/commodities/2), clasificado en el puesto No. 7 del ranking de sitios en la categoría Noticias de Negocios a nivel mundial (https://www.similarweb.com/top-websites/category/news-and-media/business-news).

 

[1]  La opinión pública debe saber que en el contrato de arrendamiento original entre Corfo y la Sociedad Chilena de Litio (SCL) (ahora en poder de la firma estadounidense Albemarle), suscrito en 1980 por 30 años, renovable por períodos de 5 años, se aprobó una cuota de producción de 200.000 toneladas de litio metálico equivalente (LME), mientras que en el contrato de arriendo entre Corfo y Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) suscrito en noviembre de 1993 y que entró en vigencia en 1994 hasta 2030, la cuota de producción establecida es 180,000 toneladas de LME. El nuevo contrato entre Corfo y Albemarle, firmado en 2017, amplía el plazo de la relación contractual en 27 años a partir de enero de 2017 y la cuota de producción en 262.132 toneladas de LME, mientras que el nuevo contrato entre Corfo y SQM suscrito en 2018 mantiene el plazo contractual hasta 2030, aumentando la cuota de producción en 185.767 toneladas de LME. En ambos casos, sin embargo, se aplican onerosas regalías.