Febrero 17, 2019

Crisis en el Titicaca: en mercados de La Paz venden pejerrey argentino

Las vendedoras de peces en El Alto expresan su preocupación por la internación del pejerrey  de Argentina a bajos precios y cada vez más grandes. La gente reclama porque no tiene el sabor del original.


Martes 31 de Julio de 2018, 12:45pm


La Paz, 31 de julio (Soledad Mena, Urgentebo).- Grandes, blancos, con  escamas amarillas y congelados. Así se ofrecen en el mercado de El Alto ejemplares del pejerrey procedentes de Argentina.  Sí, de Argentina, pues en el lago Titicaca o en el Poopó, la población de este especie cada vez disminuye, al punto de que el precio sube cada vez más.

El semanario El Compadre hizo un recorrido por el sector de la venta de pescados, ubicado en la calle 1 de  la avenida Tiahuanaco, donde constató la venta de pejerrey congelado de procedencia Argentina, expuesto en varios puestos de venta.

Los clientes se dejan llevar por el tamaño, el color y el precio económico del pejerrey argentino, cuyo cultivo en el vecino país tiene fuerte respaldo gubernamental, como fuente generadora de ingresos o para actividades de turismo.  Se trata del paz de agua dulce de mayor importancia en Argentina, según un estudio internacional.

“Vendemos pejerrey que está viniendo desde Argentina, en la caja vienen como 500 (unidades).  A veces llega en buen estado y otras veces en mal estado. No sabemos de qué tiempo estará llegando a nuestro país, nadie controla. Como no hay tanto pejerrey  (nativo del lago Titicaca), a la fuerza agarramos para vender y la gente compra porque es más barato”,  justificó  Celestina  Mamani, dirigente de las vendedoras de peces de la ciudad de EL Alto.

El pejerrey argentino llega junto con el sábalo, que también es de  Argentina. Desde las 06.00, camiones ofrecen el producto por mayor en la zona final Los Andes, de El Alto. Las caseritas adquieren el producto ante la cada vez mayor escasez del sabroso pejerrey paceño. 

“Esta temporada llega pejerrey del Desaguadero y de Argentina desde hace medio año. Nos sorprende que esté  llegando, seguro  que los llevaron siendo pequeños para criarlos. Llegaban pequeños ahora llegan cada vez más grandes. Pero el pejerrey argentino es desabrido, no es como el de nosotros. La gente que compra después de dos días viene a quejarse diciendo que no tiene el mismo sabor”, dijo Leny Cari, vendedora de trucha y pejerrey.

El pez del altiplano se diferencia del argentino por el color ( es blanco y gris) y tiene un sabor más agradable y consistente. La arroba (25 libras) llega a costar hasta 800 bolivianos, la libra al por mayor cuesta entre 32 y 35, al menor el precio es más alto. El pejerrey  argentino tiene un costo de Bs 20  la libra para el consumidor final.

Con el fin de recuperar la especie nativa del altiplano paceño,  Wilfredo Casablanca, de la Unidad de Pesca y Acuicultura de la Gobernación de la Paz, informó que buscan la manera de aumentar la producción del pejerrey, aunque la crianza se hace difícil. Esta clase de pez requiere de un cuidado muy especial. No se adapta en los criaderos, se necesita de un área  más grande, buscan una laguna, dijo Casablanca.

En cambio, en Puno, Julver Josué Vilca Espinoza, director ejecutivo del Proyecto Especial Binacional del Lago Titicaca, informó que “en agosto empezaremos con el proceso de incubación en los laboratorios de Barco y posteriormente haremos la siembra respectiva con tres millones de alevines”.

El proyecto se lleva adelante con el apoyo del Instituto del Mar.

/////