Mayo 22, 2019

Copacabana espera a 10 mil visitantes en Semana Santa

Las cosas también cambian en la tradición de visitar el municipio. Antes la mayoría de la gente llegaba como peregrinos, a pie. Ahora unos usan la bicicleta y otrso prefieren viajar en coche particular.


Martes 16 de Abril de 2019, 10:15am


16 de abril (Soledad Mena, Urgentebo).- El municipio de Copacabana, situado a orillas del lago Titicaca, espera a 10 mil visitantes por Semana Santa. Miles de feligreses católicos llegan al templo de la Virgen Morena, algunos peregrinando desde la ciudad de El Alto y otros en vehículos. La fe católica los mueve, todos participan en la misa del Santuario de Copacabana en señal de devoción de la mamita de Copacbana.

“Participan de la Santa Misa desde el jueves en la noche y desde la madrugada  del viernes. Hay misas muy temprano, no queda espacio para las personas”, dijo Oscar Vargas, concejal del municipio de Copacabana.

 La gente llega desde el viernes a Copacabana. La mañana de ese día participan del Viacrucis, suben al Calvario y concluye con el rezo en la cima del Calvario. Posteriormente participan de la procesión del Santo Sepulcro que recorre por diferentes puntos del municipio lacustre, donde existe una masiva participación de devotos.

Antes los peregrinos partían la madrugada del martes desde la ciudad de El Alto para llegar el jueves en la tarde a Copacabana. Aquello ha cambiado un poco, pues los peregrinos planifican para arribar directamente el viernes para la procesión del Santo Sepulcro. Muchos católicos caminaban durante tres días, pero ahora llegan en bicicleta y vehículos.

Calculan que para el viernes  llegarán 500 vehículos, especialmente los de propiedad privada.

Los feligreses argumentan que les resulta mayor gasto económico trasladarse a pie porque tienen que hacer gastos para el desayuno,  almuerzo, cena, agua y refrescos durante los tres días. Además se enfrentan a las inclemencias del tiempo,  pernoctan a la intemperie y no hay comodidad. Por eso adoptaron trasladarse  en vehículos para participar de las actividades programadas.

La gente se queda por tres días en Copacabana, aprovecha el feriado para descansar  y disfrutar de la naturaleza. En las noches acostumbra instalar sus carpas a orillas del lago  para descansar. También hacen  para contrarrestar el frio en la noche.

“Creo que  les gusta más el contacto con el agua y la naturaleza”, explicó el concejal.  Por esas fechas el precio del alojamiento se triplica, por eso que la gente prefiere quedarse en la playa a dormir.

Las autoridades municipales  y las Fuerzas Armadas resguardan la seguridad de los feligreses y prohíben el consumo de bebidas.

Por esos días hay gran movimiento económico. Los comunarios instalan puestos de venta para ofrecer café, comida y todo tipo de alimentos, en especial a base de la sabrosa trucha del lago.

Los visitantes no llegan con la intención de comprar artesanías, hay poco movimiento  comercial en ese sentido, hay más demanda de consumo de alimento y  de las actividades de diversión (barcos).

La mayoría de los devotos que visitan Copacabana son paceños, hay pocos ciudadanos peruanos, éstos tiene una fecha especial para celebrar su fiesta patronal.

///