Febrero 18, 2018

Carla y Jesús accedieron a compartir con personas a las que no conocían

El Ministro de Gobierno dijo que Carla y Jesús pecaron de confiados, al haber aceptado seguir bebiendo con desconocidos dentro y fuera del local Planta Baja la madrugada de Año Nuevo, fecha en que desaparecieron hasta ser encontrados el 19 de enero sin vida.


Domingo 21 de Enero de 2018, 10:00pm


La Paz, 21 de enero (Urgentebo).- Jesús Cañisaire y Carla Bellot fueron víctimas de una pareja a la que desconocían, quienes  el pasado 08 de enero dejaron el país rumbo a Brasil. En una conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, llamó la atención sobre la decisión de la pareja de compartir con personas con las que no tenían contacto ni relación alguna.

Las investigaciones señalan que la pareja de enamorados se excedió en la celebración de Año Nuevo y accedió a compartir con personas a las que no conocían y quienes, en el crimen, las victimaron.

“Son personas que simplemente los abordan en la discoteca, consumen bebidas alcohólicas, se exceden en el consumo de bebidas alcohólicas, se retiran de la discoteca, se dirigen inclusive hacia la avenida Manco Kapac, adquieren más bebidas alcohólicas y luego acceden a la propuesta de continuar consumiendo bebidas alcohólicas en el domicilio particular de desconocidos que los habían abordado en la discoteca”, relató.

El Ministro de Gobierno dijo que Carla y Jesús pecaron de confiados, al haber aceptado seguir bebiendo con desconocidos dentro y fuera del local Planta Baja la madrugada de Año Nuevo, fecha en que desaparecieron hasta ser encontrados el 19 de enero sin vida.

“Este elemento es muy importante porque nos permite establecer que ha habido un descuido, una falta de previsión de una pareja que primero se excede en el consumo de bebidas alcohólicas; y segundo toma contacto y se dirige al domicilio particular de personas desconocidas”, refirió.

Romero también informó que entre los elementos colectados en la investigación, en la sala del domicilio de los implicados, todos ellos hermanos, “practicada la prueba de luminol, se estableció que había restos de sangre correspondientes a la pareja; en segundo lugar, dado el oficio que desempeñaban los mismos, albañiles de construcción, se colectaron instrumentos como barrenos, fierros de construcción o el alambre con que fue maniatada Carla para cometer el delito sexual”.

“Todos los elementos establecen que hay elementos objetivos suficientes que hacen que se pueda establecer responsabilidad directa sobre los hermanos  por la comisión de este hecho criminal”, apuntó.

Romero, confirmó que Eliot León, implicado en la muerte de Jesús Cañisaire y Carla Bellot, abandonó el país el 8 de enero hacia Brasil y lo hizo junto a su enamorada.

Eliot León salió de Bolivia junto a su pareja. Ambos se dirigieron hacia una localidad ya identificada. La Policía Boliviana ya coordina con su par, la Policía Federal del Brasil, para tomar las acciones.

La autoridad indicó que es posible que los hermanos autores del hecho hayan tenido algún vínculo con los propietarios de la discoteca o con el grupo musical porque de acuerdo a las investigaciones el boleto con el que ingresaron a la discoteca era de Bs 100, sin embargo “ellos cancelaron la suma de Bs 35, es decir gozaban de alguna preferencia, tenían algún nexo con alguien vinculado a la discoteca”.

Carla y Jesús acudieron la noche de Año Nuevo a la discoteca Planta Baja. Posteriormente, fueron a consumir bebidas alcohólicas a la casa de los hermanos, que conocieron esa madrugada, en la zona de Villa de Fátima, donde fueron asesinados con golpes contundentes por sus acompañantes. Tras 19 días, el viernes se encontraron sus cadáveres envueltos en bolsas de yute, 150 metros dentro de una bóveda del río Orkojahuira.