Julio 24, 2019

4 regiones bolivianas producirán papa fortificada con hierro y zinc

Se trata de un proyecto impulsado por Visión Mundial. El responsable del proyecto SACC explicó que el plan consistió en traer a Bolivia plántulas in vitro para su adaptación de 12 clones de papa biofortificada, siendo tres las que mejor se adaptaron en suelo boliviano, específicamente en municipios del norte de Potosí y de Oruro.


Martes 25 de Septiembre de 2018, 6:00pm




Con el objetivo de prevenir la desnutrición crónica y la anemia en la población, sobre todo en  niños y mujeres embarazadas, Visión Mundial puso en marcha un plan para producir papa biofortificada y rica en hierro y zinc.

 

Luego de una investigación realizada por Visión Mundial Bolivia junto al Centro Internacional de la Papa de Perú, se exploró y desarrolló el proyecto de Seguridad Alimentaria frente al Cambio Climático (SACC) lo que derivó en la implementación de la producción de la papa biofortificada.

El responsable del proyecto SACC, Marco Laura, explicó que el plan consistió en traer a Bolivia plántulas in vitro para su adaptación de 12 clones de papa biofortificada, siendo tres las que mejor se adaptaron en suelo boliviano, específicamente en municipios del norte de Potosí y de Oruro.

Explicó que esta papa se obtiene seleccionando variedades nativas de papa que tienen contenidos elevados de hierro y zinc previo análisis de laboratorio para verificar y luego seleccionar. Aclaró a su vez que esta variedad no es transgénica, más al contrario, se trata de una variedad híbrida.

Mencionó que a partir de este año el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y forestal (INIAF), hizo el seguimiento a la investigación y después de tres años de seguimiento en abril de este año se pudo registrar las nuevas variedades a las que denominaron jacha, tunante y tani tani, especies que tienen contenidos elevados de hierro y zinc.  

“Estas papas tienen características extraordinarias en cantidad de hierro y zinc, de acuerdo a los análisis de laboratorio de Spectrolab, tienen en promedio 32 miligramos de hierro y 14 miligramos de zinc por kilogramo, estas cantidades son muy superiores a los contenidos de estos minerales en las papas tradicionales”, dijo.

Con respecto a las características de las tres variedades, Laura explicó que se trata de tubérculos que son resilientes al cambio climático ya que toleran sequías, granizo, heladas y también tienen una media de producción muy superior a la media producción de las papas de Bolivia.

“En Bolivia, la media de producción de las papas es de 10 toneladas por hectárea. Las papas fortificadas, las tres que hemos lanzado tienen una media de producción entre 15 y 20 toneladas, eso quiere decir que estarían duplicando la producción de una papa comercial que tenemos actualmente en el mercado”, informó el entrevistado.

Laura acotó que el proyecto será efectuado a mediano y largo plazo, por lo que la papa para el consumo de las familias estaría en los centros de abasto en cinco años. Lo que se hace ahora es que  el plan piloto se consolide en las regiones donde se va a cultivar.

“Se quiere hacer un alimento que contribuya a la reducción de la desnutrición crónica para esto hay una estrategia de remultiplicación de semillas. Tenemos cuatro asociaciones expertas paperas semilleristas, ellos se encargarán de seleccionar y a su vez distribuir a otras asociaciones de paperos en el altiplano”, dijo.

////