Abril 25, 2017

Simples mortales…¡eso somos!

¿Por qué hay cada vez más violaciones, ya no solamente de personas mayores sino también abuso sexual de jóvenes -incluso de bebés- incesto de por medio, y hasta entre personas de igual sexo? ¡Peor que en Sodoma y Gomorra!


Miércoles 28 de Diciembre de 2016, 10:00am


Ha pasado un año más y -haya sido bueno o malo- lo cierto es que tenemos un año menos de vida, aunque pocos reparan en ello. De hecho, muchos no quieren ni hablar de que la vida tiene un inicio y un final, y que tarde o temprano partiremos de este mundo. Ahora...¿estamos preparados para ver partir a nuestros seres queridos, así como para partir de este mundo, en paz?

Qué distinto sería si estuviéramos plenamente conscientes de esta tríada conceptual, a todas luces inexorable: “1) Todos vamos a morir; 2) La vida es corta; 3) Un día daremos cuenta a Dios de nuestros actos” (Ap. Melitón Rosales).

Al desconocer unos tal verdad (ignorancia) o al conocerla e incumplirla otros (negligencia) la consecuencia será el vivir “a su manera”, proclives a la desobediencia que -voluntaria o no- no impedirá la nefasta consecuencia del caos y el desorden social, al vulnerarse hasta las mínimas normas básicas de la ética y moral.

¿Por qué hay cada vez más violaciones, ya no solamente de personas mayores sino también abuso sexual de jóvenes -incluso de bebés- incesto de por medio, y hasta entre personas de igual sexo? ¡Peor que en Sodoma y Gomorra!

¿Por qué el incremento de actos de corrupción, asaltos, asesinatos y suicidios? ¿Por qué la cantidad de divorcios ha subido hasta situar a Bolivia en el deshonroso sitial, de ser subcampeona mundial? ¿Por qué la inseguridad ciudadana se ha incrementado al extremo que no solo en barrios residenciales sino en la periferia los delitos cunden de noche y de día?

Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a éstas, se han multiplicado pese a que la Palabra de Dios dice que quienes practican esto, se condenarán eternamente. Pero muchos no lo saben, no lo quieren saber o sabiéndolo, pasan por alto tal verdad. Por eso el mundo está así.

La familia, la célula básica de la sociedad, está en grave peligro y la sociedad misma está en grave riesgo de anomia. Todos quieren un cambio, pero ¿está dispuesta la gente a cambiar, empezando por las autoridades? Mientras no les afecte una desgracia no querrán, sin saber que cuando lo quieran hacer, tal vez ya sea demasiado tarde.

Para cuántos el dinero, la fama y el poder son el éxito, y están dispuestos a todo por ello cuando como simples mortales nadie tiene la vida comprada. Jesús dijo: ¿De qué le servirá al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?

(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional

Santa Cruz, 28 de diciembre de 2016

  • Debate

    Abr 21 2017 |

    La confrontación era física así que los contrincantes se ponían frente a frente y se golpeaban, pugnaban, combatían o peleaban.


  • Una noche inolvidable

    Abr 19 2017 |

    Fue una noche gloriosa, concebida desde el mismísimo corazón de mi Padre Celestial. Ver a mis papás sentados en primera fila y escuchar del auditorio una cariñosa ovación por su sacrificio para educarme, algo inolvidable, como lo será también ver a mi amada esposa y mis hijos allí, en armonía.


  • Bolivia: La construcción MEDIÁTICA del “narcoestado”

    Abr 19 2017 |

    Ni los columnistas indígenas resisten al guión digitado desde afuera. Desconocen y reniegan del valor ceremonial, medicinal y religioso de la hoja de coca que aprendieron con sus ancestros. Los otros, vienen de la herencia colonial.


  • Venezuela en su hora más difícil

    Abr 18 2017 |

    Esta vez las protestas se producen en todos los rincones de Venezuela, como pudo comprobarse el Jueves Santo, pese a ser feriado nacional. Cuando Maduro y sus compinches cancelaron el referendo revocatorio y luego las elecciones para gobernadores, se suscitaron manifestaciones en Caracas que reunieron a más de un millón de personas.