Julio 22, 2017

La previsora Colmena de Chile hace pasar un calvario a un boliviano y su familia

La Superintendencia de Salud de Chile ya falló a favor de Marcela y Alejandro para que Colmena devuelva a la pareja los cuantiosos gastos de los últimos años que han significado un descalabro financiero de proporciones para la familia. La cuenta pendiente de Colmena es de aproximadamente 200 mil dólares.


Jueves 5 de Enero de 2017, 6:00pm


La Paz, 05 de enero (Urgentebo.com).- Este año se cumplen cuatro años de que la Isapre Colmena (Institución de Salud Previsional), en Santiago Chile, que se niega a cubrir con los gastos de hospitalización domiciliaria de Marcela Herrera, chilena, esposa del boliviano Alejandro Tórrez, un reconocido ingeniero civil que vive en el vecino país hace más de dos décadas.

La Superintendencia de Salud de Chile ya ha fallado a favor de Marcela y Alejandro en varias instancias para que Colmena devuelva a la pareja los cuantiosos gastos de los últimos años que han significado un descalabro financiero de proporciones para la familia. La cuenta pendiente de Colmena, a favor de esta familia, es de aproximadamente 200 mil dólares.

“Estoy en juicio hace más de un año con Colmena por la hospitalización domiciliaria de Marcela. Ella está postrada en cama, no puede hacer nada. En abril de este año gané en primera instancia el fallo por 200 mil dólares para reembolso por los gastos durante los años 2013, 2014 y 2015, sin embargo la Superintendencia de Salud acogió el recurso de apelación de Colmena en forma parcial, siendo otorgado el beneficio de la hospitalización desde septiembre de este año, pero no el reembolso. Apelamos y nuestra apelación fue acogida pero desde julio que no hay una nueva resolución ya que Colmena volvió a apelar”, explicó Torres.

Marcela enfermó de esclerósis múltiple el 2000 y en ese año comenzó el vía crucis de ella y de Alejandro que en estas fechas muestra su lado más desesperante: con una quiebra financiera total, sin dinero, ambos están a punto de ser echados a la calle.

La Superintendencia de Salud de Chile, reiteró, ha logrado por ahora que Colmena acepte cubrir el 90 % de los gastos de la hospitalización domiciliaria de Marcela, a través de una empresa de enfermería especializada, pero a partir de septiembre de 2016. Dichos gastos significan aproximadamente 10.000 dólares mensuales.

“Sólo estamos reclamando la hospitalización domiciliaria que no quisieron cubrir, desde junio de 2013. Nadie se está aprovechando de una enfermedad. Ya son cerca de 200 mil dólares que me he tenido que inventar para atender a Marcela en la casa”, dice Alejandro, que dejó hace mucho de ser un empleado dependiente para ser consultor y pasar más tiempo al lado de Marcela.

Pero no todo es pena o desgracia, el año 2013 nació Belén, la hija de ambos que deambula en su departamento en Santiago ajena a los problemas y conviviendo con enfermeras y aparatos, pero, “gracias a Dios acompañada del amor y cuidado de sus hermanos Nicolás y Camila. Ella ya camina pero su mamá no”, apunta Alejandro. Marcela tiene ahora un cuadro adicional de demencia que agrava aún más su salud y completamente abandonada por su familia en Chile, añade él.

En Bolivia, los compañeros de curso de Alejandro Tórrez, la Promo 87 del colegio Franco Boliviano se organizaron hace mucho para hacerle llegar ayuda económica, cariño y solidaridad y no hace muchos días, crearon el grupo en Facebook “Paren a Colmena” (https://www.facebook.com/groups/930407713759033/), ya con más de cinco mil miembros. También abrieron una petición de firmas en change.org, una reconocida plataforma de ayuda social en Internet. Actualmente ya se aproximan a las 1.500 firmas Ambas iniciativas son para presionar a Colmena para que devuelva los gastos médicos a Marcela y Alejandro.

Colmena tiene a su abogada Claudia Gallardo, ex Directora de Servicio Civil en Chile, que ha comandado la contraofensiva de Colmena en la Superintendencia de Salud de Chile, obteniendo, hasta ahora, un éxito parcial ya que todavía no se da a conocer el fallo de última instancia de la Superintendencia de Salud, que podría poner fin al ir y venir de las acciones legales.

Alejandro confía en que saldrá victorioso pero la duda siempre está ahí. De cualquier manera, ya ganó una primera batalla haciendo que la Superintendencia de Salud de Chile obligue a Colmena a reconocer la hospitalización domiciliaria desde hace pocos meses. “Algo es algo”, dice Alejandro que se resiste a deprimirse y sigue batallando, “no puedo quebrarme”, añade.

“Le debo a los bancos, le debo al colegio de mis otros hijos de mi primer matrimonio y que viven conmigo. Pronto tengo que matricular al mayor en la universidad y también debo el departamento, en cualquier momento me sacan a la calle. No tengo el apoyo de los hermanos de mi esposa… desaparecieron”.

La Isapre Colmena lideró en Chile en el primer trimestre de 2016  las ganancias del sistema con más de seis millones de dólares, con un pronóstico anual de ganancias superior a los 10 millones de dólares.

Las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRE) fueron creadas para otorgar servicios de financiamientos, beneficios y seguros en materia de salud. Estas son un sistema privado de seguros de salud creado en Chile en 1981.

Estas instituciones son frecuentemente criticadas en Chile por la baja calidad en sus servicios y por acumular reclamos no atendidos, según se lee en las noticias de la prensa chilena. En la actualidad, muchas de ellas acumulan miles de reclamos. ///