Noviembre 19, 2017

La historia de Judy, la joven quemada por su novio y que aboga por las mujeres

Su novio ha sido condenado a solo 11 años de cárcel cuando ella con el cuerpo totalmente abrasado en un 80% no vivirá mucho tiempo más. Aún así ha tenido fuerzas para dar una rueda de prensa en su cama de hospital para pedir a otras mujeres maltratadas, que pidan ayuda o corran.


Viernes 16 de Diciembre de 2016, 2:00pm


Madrid, 16 de noviembre (La Información).- La historia de Judy es una historia de terror, de odio, de lo peor del ser humano. A sus 33 años, esta madre de dos niñas de nueve y doce años, de Ohio, sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo cuando su novio la empapó con gasolina y la prendió fuego en agosto de 2015.

Judy, bella y esbelta en plena juventud, ha quedado físicamente devastada, pero su coraje sigue intacto. Tanto que es capaz de llamar a los medios de comunicación a su cama de hospital para que nadie olvide su historia de pesadilla. Iba a declarar en el juicio pero su ex fue declarado culpable y condenado a 11 años de prisión antes de que ella pudiera decir nada.

El lunes, Michael Slager, de 41 años, se declaró inocente de los cargos de agresión provocada, agresión criminal y posesión de herramientas criminales con los que se le acusaba del ataque de agosto de 2015 contra su entonces novia, Judy Malinowski. Slager defendía que había prendido fuego a su novia mientras ¡intentaba encender su cigarrillo!

La jueza no creyó ni una de sus palabras. "No hay nada que decir a una persona como usted, señor Slager. Realmente parece una de esas personas que no tienen alma”.

Judy ha sobrevivido a un cáncer y ha sobrevivido a 50 cirugías hasta el momento y ha pasado los últimos 16 meses de su vida en el hospital pero quiso dejar claro lo que ocurrió esa noche que le ha amargado la vida. Slager vertió gasolina en ella durante una discusión detrás de una estación de gasolina en la tarde del 2 de agosto de 2015. Judi recuerda su cara antes de cometer su atrocidad: “La mirada en sus ojos era pura maldad. Nunca pensé que un ser humano pudiera ser tan malvado.Él se quedó allí y no hizo nada ", dijo Malinowski a NBC4i.

El abogado de su ex siempre argumentó que también sufrió graves quemaduras al intentar extinguir las llamas. En la corte el lunes, el padre de Slager, Harold, dijo de su hijo: 'Ama a Judy”.

El incendio provocado dejó a la madre de dos pequeños con quemaduras de cuarto y quinto grado en más del 80 por ciento de su cuerpo, y le costó dos dedos y ambas orejas, que se derritieron por el fuego.

Judy sigue en la UCI, donde respira con la ayuda de un ventilador, no puede caminar y habla en un susurro debido al daño provocado por las heridas en su tráquea.

Ella todavía tiene heridas abiertas masivas en la espalda y las nalgas, que no puede ser injertado piel y no tienen ninguna posibilidad de curación porque alimentarse de forma normal es imposible para ella. La madre de Judy quiere que Slager sea condenado de mi vida y que si su hija muere pague por ello como el autor del homicidio.

La madre de Judy ya sabe, según le han confesado los médicos, que su hija no sobrevivrá mucho tiempo.

Desde su cama, rota, Judy aún tiene fuerzas para enviar un mensaje para otras víctimas de la violencia doméstica: "Pedir ayuda o correr.'

Judy y su madre están luchando por la aprobación de una ley denominada "Ley de Judy", que aumentaría la sentencia máxima si una persona vuelve a ser quemada como le ocurrió a su hija.